Tomajazz Review “Tactile”

Que todas las composiciones de Tactile sean obra de Albert Vila le da a su obra un valor intrínseco digno de aprecio. Albert Vila ha creado un disco sencillo y asequible y no por ello exento de calidad, uniforme y sin altibajos, rayando a buen nivel y permitiendo la interactuación con sus músicos, en especial con el saxofonista Santi de la Rubia. Neo-Bop desde la perspectiva de la elegancia, el gusto por los arreglos y la exquisitez instrumental de todos los componentes. Albert Vila no puede ni debe renegar de influencias como las de Pat Metheny y otros guitarristas más clásicos como puedan ser Tal Farlow o Wes Montgomery. Su manera de swinguear le convierte en un clásico moderno, en un músico de su tiempo que no olvida las raíces pero que mira al futuro sin miedo.

Piezas como “Leviathan” o “Signs” elevan la categoría creativa de este Tactile. En la primera la idea de “romper” el tema por la mitad me parece original y atrevida. El uso de la guitarra acústica llama poderosamente la atención y recuerda aunque sea de lejos a guitarristas como Michael Hedges con un sonido cálido y metálico realmente sugerente. En la segunda la guitarra acústica vuelve pero esta vez a modo de introducción con los mismos parámetros que lo hiciera en “Leviathan”. Toque pausado y reflexivo que pone la “alfombra” al resto de integrantes. Balada fina y aterciopelada que se conjuga con le guitarra eléctrica de Albert Vila y el piano de fondo de Roger Mas. Con “Transgenic” finaliza el álbum y lo hace con un sonido groove donde el Fender Rhodes de Roger Mas copa todo el protagonismo junto a la guitarra eléctrica de Albert Vila y el incondicional apoyo de Santi de la Rubia al saxo tenor.

Albert Vila y su quinteto completan este Tactile de forma brillante al servicio de un nuevo sonido fresco y talentoso.

Enrique Farelo

Review “Tactile” Tomajazz